Cómo cuidar tu piel en verano

Cómo cuidar tu piel en verano

El calor extremo, la exposición solar, el cloro de las piscinas…

En verano nuestra piel está expuesta a factores externos que producen deshidratación y quemaduras, y potencian la aparición de manchas y arrugas.

Siempre recomendamos un tratamiento de vitaminas antes y después del verano, el primero para llegar un una piel en perfecto estado y el segundo, para recuperar la vitalidad que se pierde durante los meses de calor.

Desde Korpobell os damos unos sencillos consejos para que la piel no sufra en exceso en los meses de verano.

Limpieza diaria. Para mantener una piel sana, a pesar de que muchas mujeres no se maquillan en verano, hay que limpiar el rostro a diario con productos suaves. De esta forma eliminamos exceso de grasa, sudor y la suciedad, para que los cosméticos puedan penetrar bien en la epidermis.

Hidratación. La piscina, el mar y el sol resecan mucho la piel, por lo que tenemos que dar especial importancia a su hidratación. No podemos prescindir de las cremas hidratantes faciales y corporales, aplicándolas a diario después de nuestra rutina de limpieza.

Protección solar. Imprescindible la aplicación de la protección solar y más si vamos a exponernos al sol, la incidencia del sol es alta y no solo si vamos a piscina o playa. Es la única forma de protegernos de los rayos UV y UVA, previniendo así problemas tan graves como el cáncer de piel. No debemos olvidar zonas tan sensibles como el escote, las manos, el cuello y las orejas. Renuéva la aplicación cada dos horas y después del baño

Utiliza sombrero y gafas de sol. Protege de la misma manera que la piel el cuero cabelludo y los ojos, usando gorros y gafas de sol homologadas, con certificado de garantía y marcado CE.

Bebe abundante agua. Es la forma ideal de hidratarnos por dentro y por fuera. El consumo adecuado de agua mejora visualmente la piel, aportando una gran luminosidad, y debemos aumentarlo durante los días de calor.

Protege tus labios. No debemos olvidarnos de esta zona tan sensible, así que aplicaremos producto específicos como cacaos con protección y por supuesto después un reparador para rehidratarlos.

Alimentación equilibrada. Durante el verano es conveniente que consumamos más frutas, hortalizas y verduras, ya que además de poseer propiedades antioxidantes, ayudan a la regeneración celular de los tejidos de la piel.

Si necesitas más información al respecto o necesitas un tratamiento para tu piel, contacta con Korpobell.

Deja una respuesta